Servicios de

Protección y Aislamiento
frente al gás RADÓN

OBRA CIVIL

EDIFICACIÓN

PROTECCIÓN CONTRA
GAS RADON

Empresa homologada para la prestación de

Servicios de Protección frente a la exposición al RADÓN
para edificios nuevos y en rehabilitación

¿Qué es el RADÓN?

El radón es un gas radiactivo incoloro, inodoro e insípido que emana de rocas y suelos, y que supone un peligro para la salud por su concentración en espacios cerrados.

Debido al riesgo de filtración y acumulación de este gas en zonas habitables, como viviendas, escuelas y lugares de trabajo, y de las consecuencias que puede tener para la salud de las personas, en la actualidad se ha establecido un paquete de medidas de protección contra el gas radón, de aplicación obligatoria en edificios de nueva construcción.

¿Qué es el RADÓN?

Según la OMS, el radón es la segunda causa principal de cáncer de pulmón, después del tabaquismo.
Al ser inhaladas, las partículas radiactivas del gas pueden dañar las células que recubren los pulmones. La exposición a largo plazo al radón puede desembocar en un cáncer de pulmón, que es hasta la fecha, el único tipo de cáncer que se ha comprobado está asociado con la inhalación de este gas.

SOLICITE INFORMACIÓN PERSONALIZADA SOBRE
SERVICIOS DE PROTECCIÓN FRENTE AL RADÓN

o si lo prefiere llámenos al

946 712 815

PROTECCIÓN CONTRA LAS EMANACIONES DE RADÓN

Sistemas RPH
Empresa acreditada

Aplicación de la Normativa de Protección frente al RADÓN

Acorde a la nueva normativa de protección contra el RADON, en Sistemas RPH ofrecemos soluciones certificadas y homologadas para proteger cualquier construcción mediante los métodos y procesos más actuales y avanzados.

Esta normativa, creada para asegurar la protección frente a la exposición a este gás radiactivo, será aplicable a cualquier edificio de nueva construcción, independientemente de su uso (residencial o terciario), así como en las intervenciones* que se efectúen en edificios existentes:

*Para ampliaciones
*Para cambio de uso del edificio.

En el caso de obras de reforma:

Cuando las modificaciones a efectuar permitan un incremento de la protección frente al radón.

Cuando las modificaciones supongan una alteración de la protección pre-existente frente al RADON

PROTECCIÓN CONTRA LAS EMANACIONES DE RADÓN

Métodos de protección frente al RADON.

En Sistemas RPH estructuramos las medidas de protección frente al RADÓN basándonos en 2 sistemas fundamentales:

Barreras de protección aislante

Capaces de mitigar la entrada de radón procedente del terreno en el interior de la edificación.

Sistemas de Ventilación y Re-conducción.

Utilizar sistemas de ventilación y canalización con el fin de reconducir el radón hacia espacios abiertos donde pueda disiparse, y evitar que penetre en el interior de las edificaciones y espacios habitables.

Proteja su vivienda frente a concentraciones de RADON

Acorde a la nueva normativa de protección contra el RADON,
en Sistemas RPH ofrecemos soluciones certificadas y
homologadas para proteger cualquier construcción
mediante los métodos y procesos más actuales y avanzados.

¿Cómo, dónde y porqué?

El Nuevo marco normativo

Desde la administración se ha creado la nueva sección del “Documento Básico de Salubridad”, la sección HS6 “Protección frente a la exposición al radón”. Se trata de una trasposición parcial de la Directiva 2013/59/EURATOM, por la que se establecen normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes.

En esta nueva sección del Código se establece el nivel nacional de referencia para las concentraciones de radón en recintos cerrados y se recogen las medidas reglamentarias a adoptar para limitar la penetración del radón en los edificios en función del municipio en que se ubiquen estos. Con todo ello, se limita la exposición de las personas al gas radón, reduciendo así los riesgos asociados a la misma, ya que la exposición prolongada a altas concentraciones de radón es un factor de riesgo para el cáncer de pulmón. En este nuevo apartado, se caracteriza y cuantifica la exigencia, y se establecen los criterios para la verificación y justificación de su cumplimiento.

Por ello, esta nueva normativa, será de obligado cumplimiento para las obras de nueva construcción y para las intervenciones en edificios existentes para las que, en ambos casos, se solicite licencia municipal de obras una vez transcurrido el plazo de seis meses desde su entrada en vigor. Es decir, será de plena aplicación a partir de Julio de 2020.

Concentraciones de gás RADÓN

Se establece un nivel de referencia para el promedio anual de concentración de gas radón en el interior de los locales habitables de 300 Bq/m³, a fin de reducir el riesgo para la salud asociado a la exposición al radón.

Es por ello que se establecen las medidas de protección contra el radón que deben implementarse en el edificio en función de la zona a la que pertenezca el municipio donde se ubica el mismo. Para verificar el cumplimiento del nivel de referencia en los edificios ubicados en los términos municipales incluidos en el apéndice B, en función de la zona a la que pertenezca el municipio deberán implementarse las siguientes soluciones, u otras que proporcionen un nivel de protección análogo o superior.

En los Municipios de Zona I, se podrá elegir entre:

  • Barrera de protección entre el terreno y los locales habitables del edificio, que limite el paso de los gases provenientes del terreno.

  • Cámara de aire entre el terreno y los locales habitables del edificio, destinada a mitigar la entrada del gas. La cámara de aire deberá estar ventilada y separada de los locales habitables mediante un cerramiento sin grietas, fisuras o discontinuidades entre los elementos y sistemas constructivos que pudieran permitir el paso del radón.

En los Municipios de Zona II, se dispondrá una barrera de protección, junto con un sistema adicional que podrá ser:

  • Espacio de contención ventilado situado entre el terreno y los locales a proteger, para mitigar la entrada de radón proveniente del terreno a los locales habitables mediante ventilación natural o mecánica.

  • Sistema de despresurización del terreno que permita extraer los gases contenidos en el terreno bajo el edificio.

En el caso de intervenciones en edificios existentes, la aplicación de las soluciones anteriores podrá ajustarse mediante la utilización de soluciones alternativas que, en conjunto, permitan limitar adecuadamente la entrada de radón. En todo caso es necesario que los locales habitables dispongan de un nivel de ventilación interior que cumpla con la reglamentación en vigor de calidad del aire.

En el caso de intervenciones en edificios existentes, cuando se disponga de valores medidos del promedio anual de concentración de radón, y alguna de las zonas de muestreo establecidas conforme al apéndice C, supere el nivel de referencia, se tendrá en cuenta lo siguiente:

  • Si se presentan valores comprendidos entre 1 y 2 veces el nivel de referencia, es decir, entre 300 y 600 Bq/m3, se adoptarán las soluciones correspondientes a Municipios de Zona I.

  • Si se presentan valores que superen 2 veces el nivel de referencia, es decir más de 600 Bq/m3, se adoptarán las soluciones correspondientes a municipios de zona II

SOLICITE INFORMACIÓN PERSONALIZADA SOBRE
SERVICIOS DE PROTECCIÓN FRENTE AL RADON

Protección frente a la exposición al radón
en edificios de obra nueva y rehabilitación

Concierte una cita con uno de nuestros expertos y resuelva todas tus dudas.
Valoraremos tu caso sin compromiso.

946 712 815

Toque el icono y
pídala por ‘whatsapp’

Toque el icono y
pídala por teléfono

SOLICITE INFORMACIÓN COMPLETA SIN COMPROMISO
SOBRE LA LEGISLACIÓN VIGENTE y SU APLICACIÓN